MotoGP, Pirro: así cambié la Ducati en 10 años

Michele Pirro celebra diez años como piloto de pruebas de Ducati. Ha sido un largo camino, sazonado con alegría, sonrisas y triunfo, pero también con momentos de dificultad y decepción con esa guinda que aún le falta al pastel, el título mundial.

Recién llegado de los test de Sepang y con la noticia de que pronto será padre, el piloto de Puglia ha querido dedicarnos esta larga entrevista sobre este capítulo de su carrera en rojo con el fabricante de Borgo Panigale, que comenzó allá por 2013.

“Diez años es un buen viaje de vida – Michele dijo – Digamos que he envejecido bien (sonríe). Que decir de esta aventura… Agradezco a Ducati este trabajo, que me ha hecho crecer y al mismo tiempo contribuir al trabajo del fabricante, obteniendo importantes resultados. A la fecha aún falta la guinda del pastel, que es el título mundial, pero no estamos tan lejos y lo volveremos a intentar este año”.

Michele, cuánto ha cambiado la Ducati en estos diez años.

“Desde la Ducati de Stoner hasta hoy, diría mucho. Casey era alguien que enmascaraba los problemas de la moto, cabalgaba sobre las dificultades, gracias a su extraordinario e inmenso talento. Ahora, la Ducati se ha convertido en una moto para todos, de hecho hemos visto ganar a Pecco, Miller y Martin, así como a Dovizioso, Petrucci y Lorenzo, pero también podios a Zarco y Bastianini. Creo que ha hecho de la Ducati una moto sencilla y rápida”.

Uno de los momentos clave fue sin duda la llegada de Dall’Igna que contribuyó a la reactivación de la empresa.

“Gigi ha sido una mentora y una genio, tanto dentro como fuera de la pista. Volvió a montar el grupo Ducati, sacando el máximo partido a cada persona y poniendo sus ideas a su servicio. Sin embargo, también me gustaría mencionar a Claudio Domenicali, que es nuestro CEO, así como a Paolo Ciabatti y Davide Tardozzi, cuya contribución fue vital en el garaje”.

Michele, pero no te gustaba mucho Gigi. Lo odiabas un poco al principio, ¿verdad?

“Yo diría que sí, porque al principio había diferencias entre nosotros. Básicamente, yo quería correr y él quería que yo fuera un piloto de pruebas. También fui a Guidotti para pedirle que persuadiera a Gigi para que me dejara correr, pero me respondió: “Michele no se puede tocar”. Con la llegada de Stoner pensé que era el momento adecuado para volver a las carreras, pero nada (sonríe). Obviamente, Gigi vio un largo camino por delante y fue la decisión correcta dejarme probar la bicicleta. En los últimos años Dall’Igna ha dado mucho al proyecto Ducati y los resultados se han visto. Desgraciadamente todavía no hemos ganado el Campeonato del Mundo de Jinetes, pero vamos por el buen camino”.

Durante años, Ducati “copió” a los demás fabricantes, mientras que ahora son los demás los que tienen que perseguir…

“Es un poco como un vestido de diseñador, que anima a otros a copiarlo. Creo que el secreto es no detenerse nunca con el desarrollo y traer siempre algo nuevo cada año. La evolución continúa en Ducati y creo que con la GP15 hemos alcanzado un punto de inflexión En estas últimas pruebas me ha impresionado mucho Honda. En Japón han cambiado la moto y es muy parecida a la Ducati”.

Ahora también está el dispositivo de descenso…

“El que se detiene está perdido, Guglielmetti (sonríe)”

Michele, en Ducati hemos visto muchos pilotos a lo largo de los años. Pero te daré dos nombres: Dovizioso y Lorenzo.

“Hay una relación con Dovi que va más allá de la pista, de hecho estuvo entre los invitados de mi boda en diciembre. Con él realmente estuvimos a un pelo del título, estaba a poca distancia, pero en el Del otro lado estaba Márquez. Estamos muy decepcionados con el 2017, porque ese año lo dimos todo. En Jorge, en cambio, se había hecho una inversión importante por parte de Ducati. Junto a él aprendí mucho de él y creo que hicimos un gran trabajo de desarrollo, poniendo mucho material a su disposición. Jorge me hizo trabajar muy duro (sonríe), pero él también ganó con la Ducati”.

¿Y Iannone?

“Nunca tuve una gran relación con Andrea fuera de la pista, ya que tenemos dos estilos de vida diferentes. Sin embargo, sigue siendo un corredor rápido y estoy muy triste por esta descalificación que está cumpliendo. Le vi en Misano, cuando vino a dar unas vueltas, y recuerdo que vino a mí a cambiar neumáticos”.

Me dicen que además de ser piloto de Ducati, también eres muy buen ciclista…

“Digamos que para estar en forma hago 500-600 kilómetros todos los meses, una media de 8000 al año. Por la mañana me levanto a las 6:30, luego el gimnasio, luego la bici”.

Michele, una pregunta sobre el terreno: ¿es cierto que Yamaha te vino a buscar hace unos años?

“Sí, no lo puedo negar, también he tenido ofertas de otros fabricantes, pero al final me quedé en la familia Ducati. Creo que el trabajo de desarrollo realizado en Borgo Panigale también ha sido notado por los demás fabricantes”.

En agosto te conviertes en papá…

“Después de 17 años con Paola estamos listos para este nuevo capítulo de nuestra vida. Fue una sorpresa maravillosa y no puedo esperar a que llegue ese momento. Sinceramente, no sé lo que significa ser padre, pero intentaré serlo de la mejor manera”.

Pero, ¿es cierto que quieres convertirte en el nuevo Tardozzi en el futuro?

“¡Pero yo no soñaría con eso! ¿Has visto el pelo blanco de David? (bromas)? Tardozzi es una persona fundamental para Ducati y espero que se quede con todos nosotros el mayor tiempo posible, porque le tenemos un gran cariño. Intentaré dar lo mejor de mí como piloto de pruebas siempre que sea competitivo”.

Michele, ¿quién va a ganar en Qatar?

“Ducati, Ducati, Ducati (sonríe). La pista dirá quién gana. Hemos hecho un gran trabajo para ser competitivos”.

We wish to say thanks to the author of this short article for this remarkable material

MotoGP, Pirro: así cambié la Ducati en 10 años


Check out our social media profiles as well as other pages that are related to them.https://alexviajaenmoto.com/related-pages/